Robótica

    Se ha demostrado que la robótica es muy útil como herramienta para la educación en ciencias e ingeniería.

    Cuando un alumno trata de impulsar su robot para que corra por una mesa, necesita comprender de un modo intuitivo conceptos como velocidad y trayectoria (física), así como par y potencia (mecánica) para que su robot avance, o el modo de hacer que no se caiga cuando llegue al extremo (programación).

    Aunque la robótica se enmarca dentro del modelo clásico dentro de las carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática), va mucho más allá de las carreras técnicas, tocando también las habilidades motrices y cognitivas a la hora de ensamblar un juguete motorizado.

    El entorno de la robótica educativa, lejos de focalizarse en el individuo, fomenta la colaboración y los entornos participativos gracias a las muchas materias que conforman cualquier actividad relacionada.